¿ERES EXITOSO? ¿REALMENTE?

Y esa “preguntica” a veces tan incómoda y tan persuasiva y tan oprimente y tan poco objetiva de lo que realmente refleja el estado de éxito o no de alguien. No voy a jugar a golpear a la pared (Para que se me devuelva el pelotazo) con esta pregunta, es que cómo defines si alguien es exitoso o no…acá va mi teoría:

Hay un éxito instantáneo (Igual que la felicidad), que para mí está asociado con todas aquellas riquezas materiales, mundanas y apegos sin sentido que aprendes a coleccionar en este paso por la tierra, me explico: estudiar, casarte, comprar una casa, viajar por el mundo, formar una familia (con mascotas incluidas), profesar un credo, separarte y encontrar (nuevamente) al amor de tu vida, trabajar, ejercer como CEO de una importante organización, practicar (con “éxito”) algún deporte, tener muchas y sustanciosas relaciones interpersonales, ejercer tu profesión de una manera digámoslo intachable, tener una cuenta de ahorros “pechonchita” que te permita acceder a ciertos lujos y caprichos propios de la edad…sí, a todas las actividades enlistadas anteriormente y adicionándole otras que muy seguramente he pasado por alto yo las podría relacionar de alguna manera con el éxito.

Pero y ¿Dónde dejo a mi mente? ¿La he olvidado completamente? Es que ¿Ella no trasciende conmigo?, tan inherente está a mí que ni siquiera la considero en mi escala de valoración del éxito?; entonces ese es mi punto de partida: hay algo (llámese mente, alma o corazón) que me acompañará por muchas vidas y que irá evolucionando conmigo a lo largo del tiempo, y es precisamente en “eso” (Que para mí es la mente) en lo que debo concentrarme para cultivar lo que a mi mejor entender es el éxito.

Entonces ya le di cabida a la mente, ahora le doy cabida al balance, pero no al balance físico, no al balance entendido en el tiempo y el espacio, es un balance muy inter galáctico -entiéndase intergaláctico como propio de cada persona y acorde con su trascendencia en el universo-. El éxito que cada uno de nosotros considere, será la regla con que cada uno medirá la calidad de su propia vida…Cuando empiezo a percibir ese balance me invade una sensación de serenidad y de realización y se refleja en todos mis estados emocionales, es decir que puedo ser exitosa aún en medio de la más grande tristeza o dolor o carencia de riqueza.

Es imperativo sacarse de la cabeza los moldes que adornan una vida exitosa, estos son sólo apoyos auxiliares que permitirán facilitar mi paso físico por este mundo; pero luego, yo seguiré cargando mi mente con todas las marañas que dejé pegarme acá. Es por esta razón que se me hizo estrictamente necesario (Desde hace como 4 años) entrenar mi mente, entender que hay un estado mental que conduce al florecimiento de este balance; entender que la ira, el odio, los celos, la envidia, la arrogancia, la codicia, invaden la mente como una reacción en cadena, y que si concentro mi mente en sólo tener bienes materiales o en abarrotar mi vida de actividades compulsivas, nunca, pero nunca me voy a sentir exitosa, es más: nunca voy a ser exitosa.

Es el hecho de estar consciente…es entender e interiorizar que dos condiciones conscientes no puede pasar al mismo tiempo por la mente, o escojo el odio o escojo el amor, pero las dos al tiempo no van; es entender también que disfruto de placeres mundanos (Como la mayoría de esta raza humana) pero que no me baso en ellos para determinar mi vida ni sobre ellos calculo o mido mi ración de éxito.

 

08012017-IMG_0245

Anuncios

3 comentarios en “¿ERES EXITOSO? ¿REALMENTE?

  1. Esa concepción de lograr el ÉXITO, como todas las ilusiones de control que nos han colocado como vendas suaves desde que entramos en esta realidad, lo he visto como la estrategia a través de la cual enhebran nuestras almas a una fantasía que alimenta nuestros deseos, a tal punto que hasta física se torna la tensión de los hilos que nos halan a su antojo. Ansiedad, depresión, frustración, traducidas en reacciones hormonales, también propias de ciertas edades que nos desordenan la oxitocina y la serotonina, nos impulsan día a día a ser, a estudiar, a producir, nos hacemos egoístas y al reaccionar compramos el nuestro perdón con donativos y favores, nos olvidamos de amarnos a nosotros mismos y lo confundimos con mimarnos y darle placer a ese morbo que nos impuso la palabra éxito como una vertiente de la tan anhelada felicidad.

    Como todas las palabras, cada quien dará su interpretación la tendrá y sera valida puesto q el lenguaje de las palabras es de por si el mas básico y subjetivo que tenemos. Para mi ese éxito se logra al amarse uno mismo tan plenamente que puedes compartir tu amor y darte cuenta que eres parte de un Deus, parte de un todo y que amándote amas, y das lo mejor de ti, empiezas entonces a hablar con el lenguaje de la experiencia, de la empatía, ese lenguaje sensorial que desde pequeños tenemos y nos es mutilado, ese que te hace sentir incómodos con presencias negativas y confortables con las energías mas bellas de las personas mas simples.

    No hace mucho me tropezaba casualmente con otro escrito también potente y finamente escueto, sobre el éxito… era anónimo, pero venia del Tibet, “al que tanto le tenemos que aprender”. Decía que el camino hacia la felicidad es hacia adentro de nosotros mismos, y nadie podía guiarnos ni decirnos como hacerlo, solo debíamos contemplar en silencio y recorrerlo, yo veo al final de ese camino el verdadero Éxito en la vida, y estoy bastante seguro de que estamos rodeados de personas plenamente exitosas (en dicha concepción) y no son precisamente las mas famosas.

    PD: Un pedazito de Exito para mi en este momento, es ser tu hermano y ver como tu pensamiento puede empezar a cambiar al mundo… esto libera buena oxitocina y lindas sonrisas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s